Deberes y Derechos del Paciente

Todo paciente debe ejercer sus derechos sin restricciones por motivo de raza, sexo, edad, idioma. Religión, ideologías políticas o de cualquier índole, posición económica, condición social; según la resolución 13437 de 1991. Así mismo cada paciente ejercerá la responsabilidad de cumplir con unos deberes aportando al óptimo desarrollo de su atención en salud.

1. Recibir una atención cálida y humanizada sin restricciones de raza, sexo, edad, religión o de cualquier otra índole, origen social, posición económica, entre otros, teniendo en cuenta la igualdad.

2. Recibir un trato digno y respetuoso por todo el personal de la IPS a sus creencias y costumbres así como a las opiniones personales que tenga sobre su enfermedad.

3. Recibir información sobre su enfermedad, los tratamientos a realizar, (aceptados estos a través del consentimiento informado) de manera fácil y sencilla por parte del personal de la IPS, en el momento de la atención, en forma personalizada, a través de folletos, talleres educativos, videos y otras formas pedagógicas que estén al alcance.

4. Aceptar o rechazar los procedimientos sugeridos por el personal de la IPS. En caso de manifestar el rechazo al procedimiento, tiene derecho a conocer las complicaciones que se pueden presentar con la omisión del mismo. A la vez debe expresar su voluntad en forma escrita con firma y documento de identidad, advirtiendo claramente que le fueron dadas todas las explicaciones referentes al caso.

5. Tener una segunda opinión médica si no está de acuerdo con el diagnóstico o tratamiento propuesto.

6. Que se respete la voluntad de participar o no en investigaciones.

7. Ser informados sobre los cuidados que se deben tener en el hogar después de haber sido hospitalizado o después de salir de un procedimiento quirúrgico.

8. Reclamar con respeto y a presentar sugerencias cuando el servicio no haya sido adecuado según su opinión.

9. Recibir del equipo interdisciplinario de la IPS, educación sobre temas de prevención, rehabilitación y cuidados específicos que le ayuden a mejorar la calidad de vida del paciente y del cuidador primario.

10. Participar activamente en las diversas actividades programadas por la IPS.

11. Que se respete su intimidad, a la confidencialidad de la información relacionada con su salud y a limitar la grabación y difusión de registros y de otros datos relevantes para la salvaguarda de la intimidad personal y familiar. El derecho a la confidencialidad está limitado cuando existe un deber legal de comunicación o denuncia y se entiende que no es vulnerado cuando la persona consciente y voluntariamente permite la presencia de un o una intérprete o acompañante de confianza.

12. Recibir el tratamiento, equipo, insumos y medicamentos necesarios para la atención de salud domiciliaria, según autorización del asegurador.

13. Morir dignamente y que se le respete su voluntad de permitir que el proceso de la muerte siga su curso natural en la fase terminal de su enfermedad.

1. Propender por su cuidado personal, adoptando y siguiendo las indicaciones de los diversos profesionales que le realizan atención.

2. Abstenerse de manipular medicamentos, insumos, materiales, equipos e instrumentos utilizados por los profesionales, tecnólogos y/o auxiliares de enfermería.

3. No desvincularse del cuidado y atenciones al paciente en caso de tener el servicio de auxiliar de enfermería.

4. Designar un cuidador primario con capacidad para el cuidado del paciente, capacidad para tomar decisiones frente a los tratamientos y estado de salud del paciente.

5. Brindar un trato respetuoso y amable a los profesionales y trabajadores de la salud que están a cargo del paciente.

6. Cumplir con las recomendaciones y medidas establecidas en el plan de tratamiento creado para el paciente, los cuales deben tenerse en cuenta para el mejoramiento y mantenimiento de su salud.

7. Estar presentes en la visita a realizar por los profesionales de la IPS, la cual es informada con un día de anterioridad.

8. Algunas de las visitas no son concertadas, por tanto se debe atender a los profesionales que se dirijan al domicilio del paciente, así no se haya dado previo aviso.

9. Recibir la visita de los profesionales y trabajadores de la salud que asisten a brindar el tratamiento domiciliario, los cuales deben ir identificados con la escarapela y portando el uniforme institucional.

10. Respetar la intimidad de los demás pacientes y no hablar de sus diagnósticos ni situaciones familiares.

11. Expresar por escrito su voluntad al no aceptar algún tratamiento o procedimiento.

12. Cumplir con las órdenes médicas en lo referente a medicamentos, actividad física, cuidados en casa y alimentos.

13. Cuidar y hacer uso racional de los insumos, equipos y dotación suministrada por la IPS.

14. Asumir las consecuencias de realizar cualquier acto que no haya sido indicado o que pueda resultar perjudicial para su salud, así como también cuando rehúsa al tratamiento sugerido por el médico tratante.

15. Informar oportunamente al personal de atención en casa especializada, cambios en el estado clínico del paciente, cambios de lugar de residencia o cualquier novedad.

error: Contenido Protegido